dieta quema grasa

La dieta quema grasa o dieta para perder grasa en 7 días es un clásico de la operación bikini, pero ¿en qué consiste? ¿Cuáles son sus pros y sus contras? Adelante, sigue leyendo porque hoy vamos a intentar aclarar tus dudas sobre esta dieta “milagro” que tantos fans y seguidores consigue año tras año.

Dieta quema grasa: el secreto está en la sopa

Vamos a empezar por el principio: por saber en qué consiste este tipo de dieta para perder grasa y peso rápidamente y, según quienes la han hecho, sin esfuerzo alguno. La dieta quema grasa se basa en consumir durante una semana solo caldo depurativo o sopa quema grasa muy baja en calorías. Este caldo “milagroso” cumpliría dos funciones complementarias:

  1. Reducir drásticamente el aporte calórico diario para que nuestro organismo recurra a las reservas de grasa propia para subsistir (para que nuestro cuerpo “queme” solo esa grasa acumulada que queremos quitarnos de encima).
  2. Saciar el hambre gracias a la ingesta de litros y litros de sopa suave con tropezones o triturada en forma de crema.

Los ingredientes que forman parte de la sopa quema grasa son verduras y hortalizas como cebollas, pimientos, apio, repollo… También puedes animar un poco el caldo para perder grasa con pimienta, comino, ajo, un puntito de sal, etc. Los dos últimos días de la dieta (dura una semana) puedes incorporar algo de carne magra al caldo (pollo, pavo, conejo) y un puñado de arroz integral.

La clave de la dieta quema grasa es conseguir un caldo que aporte muy pocas calorías, pero claro, eso significa que también aportará a tu organismo muy pocos nutrientes, grasas, hidratos de carbono, etc. Por supuesto, en esta dieta rápida están completamente prohibidos el alcohol, las grasas, la pasta, los dulces, etc.

La dieta quema grasa es una de las dietas para perder peso rápidamente por lo que no se aconseja hacerla durante más de 7 días seguidos. Además, como seguir esta dieta seguramente cambie completamente tu rutina alimenticia diaria, no deberías hacerla sin el asesoramiento y control de un buen nutricionista.

Dieta quema grasa: pros y contras

Como en cualquier tipo de dieta rápida, antes de plantearnos perder grasa siguiendo esta dieta radical tenemos que conocer bien sus pros y sus contras, las ventajas y los inconvenientes de someter a nuestro organismo a esta prueba de fuego.

Por ser positivos, vamos a empezar desgranando los pros de la dieta quema grasa:

  • Consumir verduras y hortalizas es parte de la saludable dieta mediterránea, un estilo de alimentación perfecto para nuestro organismo.
  • La hidratación interna que implica tomar mucho líquido nos vendrá genial  para purificar y mejorar el funcionamiento de nuestro sistema digestivo y prevenir problemas de estreñimiento, retención de líquidos, etc.
  • Los ingredientes que forman parte de la dieta quema grasa son muy económicos ya que puedes utilizar tanto productos frescos como congelados. Como además tendrás que prescindir del alcohol, los dulces y las comidas procesadas, el ahorro económico de esa semana a dieta será considerable.

La otra cara de la moneda, los contras de la dieta quema grasa, serían los siguientes:

  • Esta dieta suele ser estándar, es decir: no está personalizada a las características individuales de cada persona ni tiene en cuenta los efectos para la salud a medio y largo plazo. De hecho, la dieta quema grasa – como cualquier otro tipo de dieta no balanceada – puede perjudicar la salud de personas con patologías o afecciones renales, con diabetes, etc. Además, aunque la persona que siga esta dieta no personalizada esté sana, el bajo aporte de nutrientes diario puede afectar negativamente al rendimiento laboral, la capacidad de concentración, la energía física, el equilibrio emocional, etc.
  • Esta dieta quema grasa no nos garantiza la pérdida de peso de calidad. ¿Qué significa eso? Que la mayoría de la gente que empieza esta dieta no se somete a un análisis corporal previo por lo que no sabrá a ciencia cierta si baja peso gracias a la pérdida de grasa, de masa muscular o de agua. De hecho, según nuestra experiencia cerca del 80 % de las pérdidas rápidas de peso se deben a una pérdida de agua y líquidos y no de la grasa que queremos eliminar.
  • Este tipo de dietas milagro aunque mejore algo, no sirven para tratar la celulitis y la grasa localizada en muslos, abdomen, caderas o trasero. Para eso hay excelentes tratamientos no invasivos eficaces y perfectos para tu salud. ¿Un ejemplo?: la liposucción

Ahora que conoces mejor los pros y los contras de la dieta quema grasa, cuéntanos: ¿La vas a probar? ¡Escribe un comentario!