acne.png

¿Quieres saber por qué sigues teniendo acné?  

Seguro que compras mil y un productos contra los granitos, y después de todo no funcionan. Quizás estás haciendo algo mal, o los remedios que utilizadas no tienen nada que ver con el acné.

El acné es una condición cutánea a consecuencia del exceso de grasa producido por las glándulas de la piel. Esto crea inflamaciones, infecciones y en ocasiones cicatrices. Es muy común, pero no todas las personas padecemos acné clínico. Casi todas las personas en algún momento de su vida tienen algunas características del acné, como espinillas y comedones.

  1. Pocas horas de descanso
    Cuando no dormimos lo suficiente, infligimos un daño en nuestro cuerpo, alterando los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Procura dormir ocho horas diarias.
  2. Limpiar las brocas de maquillaje
    Pueden ser el paraíso de las bacterias si no las limpias con regularidad. Estas bacterias y suciedad se trasmiten a tu cara, creando poros, lo que con el tiempo te produce acné.
  3. Glándulas sebáceas
    Cuando estamos en periodo de menstruación, unas hormonas llamadas andrógenos estimulan de mas las glándulas sebáceas de la piel. Nos damos cuenta si se trata de acné por el cliclo de período si los granitos nos crecen a lo largo de la mandíbula.
  4. Genética
    Si tus familiares tienen acné, puede que tú también lo sufras o lo sufrirás.
  5. Alérgia
    Las personas con piel sensible suelen tener acné, por alergia al detergente de la ropa. En estos casos deberías cambiar tu jabón habitual por uno que sea sin perfume.
  6. Dormir con maquillaje
    Lo peor que puedes hacer para tu rostros es irte a la cama sin lavarte la cara y quitar todo el maquillaje. Tómate unos minutitos y elimina todo el maquillaje, tu piel respirará bien de noche y evitarás que se obstruyan los poros. 

El acné SI es curable. No pierdas nunca la esperanza por que si puede ser curable, dependiendo si es genético o sólo hormonal, puede ser controlado o por completo curado. Eso si no estás tocándote todo el tiempo la zona infectada, ya que con esto puedes ocasionar lesiones como marcas y cicatrices que pueden ser permanentes o tardaran mucho tiempo en quitarse, así que ¡agarra tus manitas!

 

Carmen Sierra
Directora de Clínica Harmonie