fotoproteccion.png

Pero, ¿conoces realmente cómo llevar a cabo una fotoprotección segura y eficaz?

Hoy te ofrecemos nuestros mejores consejos para asegurarte el mejor bienestar al sol.

  • Debemos preparar nuestras defensas con una buena dieta rica en antioxidantes, ellos refuerzan las defensas naturales de nuestra piel frente a las agresiones del sol.
  • Utilizar fotoprotectores avalados que protejan nuestra piel a la radiación UVA, UVB e IR-A. Es muy importante tener en cuenta el tipo de piel que tenemos y si son los primeros días que nos exponemos al sol.
  • Aplicaremos media hora antes de tomar el sol nuestro fotoprotector y replicaremos cada dos horas y tras el baño.
  • Agita el fotoprotector antes de aplicarlo en la piel. De esta manera, se mezclarán correctamente todas las partículas que contiene el mismo.
  • Bebe mucha agua, es muy importante mantenernos hidratados sobretodo en los días de sol.
  • Evita la exposición al sol durante las horas centrales del día en los meses de verano.
  • Los rayos ultavioleta A atraviesan las nubes y nos detenidos. Estos rayos son los que llegan a la dermis (capa más profunda de la piel) y los responsables del envejecimiento prematuro de nuestra piel.
  • Cúbrete con sombrero la cabeza, utiliza gafas de sol y ropa adecuada (preferiblemente de algodón)
  • Después de dicha exposición, debemos aplicarnos post solar y no sólo si nos hemos quemado, puesto que la piel necesita la rehidratación que le procura la crema post solar.
  • Por último, visita al dermatólogo una vez al año, y no sólo si aparece una mancha o lunar sospechoso.

Esperamos que estos consejos os hayan sido útiles. ¡CUIDA TU PIEL!